Lo rural, la conservación y la viabilidad

Tenemos suerte que la ruta del Cares aunque en un proceso continuo de cambio no está en peligro desde el punto de vista ambiental. Otra zonas muy cerca de aquí y en otros lugares de Asturias las cosas no están tan claras.

Este es el caso, por ejemplo, de la idea de alguien de proveer de  pases exclusivos al Bosque de Muniellos, que ya sabemos que tiene el número de visitas restringidas, a los clientes del futuro Parador Nacional de Fuentes del Narcea. La idea de por sí es tan absurda que si nos hacemos eco de ella es para poner un poco de humor a mediados de semana. ¿Os imagináis una privatización de un bosque símbolo del paisaje asturiano? Pues es lo que significaría porqué la escasas visitas que este espacio rural protegido puede  soportar  estaría casi plenamente cubiertas por los clientes del hotel ya que es una de las principales atracciones de la zona.

Osos y casa rurales

Otra de las polémicas es la petición de 2 empresas para ofertar visitas para observar a los Osos en su hábitat. Aunque el WildWatching (observación de animales salvajes)  es una fuente de ingresos y un aliciente más para cualquier casa rural  en  Asturias no es menos cierto la postura que defienden desde la Fundación Oso Pardo: Ver a estos animales no es fácil incluso con material cualificado como teleobjetivos de largo alcance y multiplicadores. Estas escapadas y experiencias tienen un alto coste por lo que los viajeros podrían sentirse defraudados al no ver a ningún ejemplar ya que no tienen un horarios ni itinerarios establecido generalmente.

Esto llevaría a las empresas a perfeccionar los circuitos llegando como se ha visto en algún lugar a darle de comer a los animales a una determinada hora del día para asegurar la visión lo que con llevaría entrometerse enormemente en la vida de estas especies que ha costado muchos años volver a normalizar en el paisaje de la cordillera Cantábrica.

Aldea de montaña de Asturias

Nuestra opinión es que la exclusividad en las visitas a paisajes  protegidos y la garantía de observación de especies no se pueden obtener en un entorno salvaje.

El futuro del mundo rural es entender que tanto los visitantes como los mantenedores de los ecosistemas nos mantengamos como simples observadores y disfrutemos de lo que vemos y de lo que no, porqué también tiene sus razones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>